Mensaje del Presidente

Chalice comenzó como un programa de patrocinio y sigue siendo el núcleo de nuestro trabajo. A través del patrocinio muchas necesidades son atendidas. La educación de nuestros niños es nuestra primera preocupación. Con demasiada frecuencia, debido al trabajo aún con salarios insignificantes, se les niega a los niños oportunidades de educación básica. El patrocinio proporciona uniformes escolares, zapatos, libros, otros materiales escolares, y permite a los niños ir a la escuela. También ofrece beneficios a los padres, tales como capacitación para la generación de ingresos, alimentación, reparación de casa, o ayuda en caso de emergencia. A través de las donaciones que Chalice recibe, se financian proyectos, tales como la reparación y construcción de escuelas, hospitales, centros comunitarios, viviendas, pozos y sistemas de agua que mejoren las condiciones generales de vida en las comunidades que servimos. Más allá de las estructuras físicas, existen necesidades de desarrollo humano como la capacitación, educación sobre nutrición y salud, formación agrícola, etc. todas estas son iniciativas apoyadas con fondos de Chalice.


Recientemente, hemos reconocido la necesidad de compartir nuestro espíritu de oración. En todo lo que hacemos, siempre respetando de las tradiciones de aquellos a quienes servimos, nos animamos a compartir nuestra oración. Pronto estaremos expandiendo nuestra oración para incluir a más canadienses en la esperanza y la convicción de que donde hay oración está la gracia de Dios y su acción amorosa.

Los donantes y patrocinadores fueron los que siempre han hecho la diferencia y a quienes debemos nuestra gratitud. Prometemos a cada uno de ellos, un excelente manejo de cada regalo que dan a Chalice. 

Padre Patrick Cosgrove

 

Autor : Padre Patrick Cosgrove
Actualizado : 2012-10-15 11:12:24